La sequía en Panamá continúa afectando el tráfico de portacontenedores por el Canal

La sequía en Panamá continúa afectando el tráfico de portacontenedores por el Canal

Panamá atraviesa por una de las sequías más severas de su historia, con registros que acusan una de las situaciones más graves de los últimos 100 años.

La crítica situación impacta de lleno en el Canal de Panamá, en cuya cuenca las precipitaciones registradas en lo que van del año se ubican en un 90% por debajo de los promedios históricos.

De esta manera, la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) debió instrumentar advertencias a las navieras e instrumentar restricciones respecto de la cantidad de carga a bordo. De esta manera, el tráfico, transbordo y comercio entre el Pacífico y el Atlántico (que usan principalmente esta vía como alimentación de las rutas) se verá resentido.

Lagos en baja

Las esclusas del canal se alimentan del agua de los lagos Gatún y Madden, que registran en la temporada “seca” (de abril a junio”) registros históricamente bajos.

Los principales afectados serán los portacontenedores tipo neopanamax, de más de 14.000 TEU, responsables del tráfico en las esclusas ampliadas en 2016.

En lo que va del año, al menos 12 avisos de restricción de calado fueron difundidos por la ACP. Por caso, en mayo los buques neopanamax no podían superar los 43 pies de calado y los panamax los 38,5 pies.

Cadenas resentidas

De esa manera, las cadenas logísticas regionales y globales que tienen en el paso por el Canal de Panamá un eslabón crítico se verán resentidas con demoras, nuevas configuraciones de rutas y eventuales mayores costos debido a que los buques deberán transportar menos contenedores al pasar por allí por el tiempo que dure la seguía.

Según la ACP dejó trascender, estima pérdidas por US$ 15 millones este año y que la situación impacte al menos al 8% de la flota de neopanamax que atraviesan por el canal.